Jueves 20 de abril de 2023

 

Según el CONADEH

Situación de la violencia agudiza el desplazamiento forzado de personas en Honduras

  • Se estima que, sólo en el 2022, el CONADEH atendió 1,768 quejas de personas que denunciaron que su integridad física y su vida estaba en riesgo, luego de ser objeto de amenazas a muerte, denunciar la muerte violenta de un pariente o de ser víctimas de violencia doméstica, sexual, psicológica e intrafamiliar.

Las amenazas, la extorsión, los asesinatos, el despojo de bienes y el reclutamiento de niños, son parte de las modalidades de violencia que enfrenta el pueblo y que está generando el desplazamiento forzado interno de miles de personas, reveló hoy el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

La coordinadora de la Defensoría de Movilidad Humana del CONADEH, Liliana Reyes admitió que esas modalidades de violencia están generando un grave problema en el país y hace que cada a día más personas y más familias se estén desplazando de su lugar de origen buscando un lugar para proteger su integridad y su vida.

Se estima que, sólo en el 2022, el CONADEH atendió 1,768 quejas de personas que denunciaron que su integridad física y su vida estaba en riesgo, luego de ser objeto de amenazas a muerte, denunciar la muerte violenta de un pariente o de ser víctimas de violencia doméstica, sexual, psicológica e intrafamiliar.

La Unidad de Estadísticas del CONADEH detalló que, en el 2022, al menos, 1,340 personas, denunciaron ser víctimas de amenazas a muerte, 106 de recibir amenazas intimidatorias por parte de servidores públicos, mientras que, 159, porque su integridad y su vida estaba en riesgo, luego que, alguno de sus parientes, perdiera la vida en circunstancias violentas.

164 personas se quejaron, ante el CONADEH, que fueron víctimas de violencia doméstica, sexual, psicológica e intrafamiliar.

Por su parte, la titular del CONADEH, Blanca Izaguirre expresó su preocupación por las frecuentes denuncias interpuestas por la ciudadanía sobre vulneraciones al derecho a la integridad personal y la vida.

Indicó que, la violencia generada por la delincuencia común y organizada, sigue siendo uno de los factores más fuertes que atentan contra el derecho a la vida.

Sostuvo que, en Honduras, las prácticas violentas más comunes son las amenazas a muerte, el desplazamiento interno forzado por la violencia, el asesinato, el homicidio, la extorsión, la tentativa de homicidio y de asesinato y el femicidio.

La violencia ha convertido a Honduras en un escenario en el cual todas las personas están expuestas a riesgos y circunstancias que ponen su vida en peligro.

Entre el 2016 y el 2021 la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno (UDFI) del CONADEH atendió 5,081 quejas, siendo el número de personas afectadas unas 12,067 de las cuales,6,482 estaban en riesgo y en condición de desplazado 5,555.

Ley es una respuesta a todas las víctimas de desplazamiento forzado

Reyes valoró que la aprobación de la “Ley de Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Internamente” el pasado 22 de diciembre del 2022, por el Congreso Nacional, es una respuesta a todas las víctimas del desplazamiento forzado.

Explicó que, con esa Ley, se creó un marco jurídico que permitirá trabajar en la prevención del desplazamiento forzada de personas.

Agregó que, allí se establecen las funciones específicas que deben asumir todas las instituciones del Estado para que den respuesta a las víctimas de ese fenómeno.

Destacó que hay un rol fundamental de la Secretaría de Derechos Humanos para llevar un registro único de todos los casos de desplazamiento, pero, también, brindar asistencia a las víctimas como alojamiento temporal, alimentación, incluso apoyar en el tema de desplazamiento de las familias.

Además, debe coordinar con la secretaria de Seguridad, el tema de acceso a la justicia, la investigación, pero, también, darle los medios para que una familia desplazada pueda vivir dignamente.

El Estado tiene que ver por la educación de los niños que son víctimas de desplazamiento, garantizarles ese derecho y que vayan a otro centro educativo.

También, si las víctimas de desplazamiento están sacando un préstamo, la Comisión Nacional de Banca y Seguros tiene que hacer un procedimiento para que no corran los intereses durante el tiempo que la persona ha sido víctima de desplazamiento.

En el campo laboral, se le deben garantizar los derechos laborales a las víctimas de desplazamiento, para el caso, si se ausentan del trabajo, la misma Secretaría de Derechos Humanos deberá reportar a la empresa o institución, que la persona está en una situación de riesgo y eso va a servir para que las personas tampoco pierdan su trabajo.

 Reyes destacó que la Ley es integral y que tiene principios como el interés superior del niño, no separar a las familias, sino que atender a los núcleos, darles alojamiento y toda la atención necesaria.

Anunció que, en los próximos meses, el CONADEH y la Oficina del Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) harán la presentación de un informe especial donde se darán a conocer los datos específicos sobre los desplazados en el país durante el 2022, de acuerdo a las quejas atendidas por el ente estatal

Publicaciones Similares