Menu

Palabras del Ombudsman hondureño, Dr. Roberto Herrera Cáceres, en el marco de la presentación, ante el Congreso Nacional, del Informe Anual 2018 sobre el Estado General de los Derechos Humanos

Presentación, al Congreso Nacional, del Informe Anual 2018 sobre el estado general de los derechos humanos.

  1. Roberto Herrera Cáceres

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

 Tengo a bien cumplir con el deber que aprecio igualmente como buena práctica democrática de presentar, al honorable Congreso Nacional, el Informe Anual 2018 de la institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

La institución del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos viene a rendir cuentas de la actuación institucional y de los resultados en el cumplimiento de nuestra misión constitucional. Funcionamos como garantía constitucional viva y evolutiva que, además de desempeñar funciones tradicionales, creamos estrategias para facilitar, al Estado, medios viables para cumplir con sus deberes y concretar, en vivencias reales en la vida cotidiana de los habitantes, las declaraciones formales sobre los derechos humanos reconocidos en la Constitución de la República y normativa internacional que forma parte del bloque de constitucionalidad.

Con esa perspectiva, hemos innovado y continuamos ejecutando, a nivel nacional, el Plan de Acción 2014 -2020 “Vanguardia de la Dignidad Humana” y, a nivel municipal, la Estrategia de Seguridad Humana para el Desarrollo Local Sostenible: Municipios de bienestar Solidario”.

En el Informe Anual 2018, entre otros aspectos, nos referimos a avances del Estado en el pasado año e indicamos que hay siempre una muy importante deuda pendiente en cuanto a la efectividad del impacto social concreto de la legislación, políticas, programas y medidas del Estado para posibilitar realmente la protección, respeto y cumplimiento progresivo de todos los derechos humanos de todas las personas, sin discriminación, con atención especial a las más desfavorecidas o vulnerables.

Se hace la relación de las actuaciones del CONADEH en las principales crisis y acontecimientos nacionales que hemos experimentado. Esas actuaciones se detallan en 9 informes especiales que elaboramos y divulgamos ampliamente, en el 2018.

En el Informe, se consigna la atención brindada a nueve mil setecientas un (9,701) quejas, denuncias y orientaciones; la capacitación de 22. 929 personas; la realización de 1736 acciones de divulgación, sensibilización y promoción en más de 30 temas de derechos humanos; la ejecución de 1104 diligencias de investigación; de 266 desplazamientos de unidades móviles; de 135 visitas a “Municipios de Bienestar Solidario”; de supervisión de 47 asambleas sociales; de 245 veedurías sociales; y de 654 acciones de inspección periódica de servicios públicos.

– Se informa asimismo sobre el ejercicio de nuestra independencia institucional, la producción de normativa interna, la coordinación y cooperación del CONADEH con 225 organizaciones no gubernamentales de sociedad civil.

– Con especial énfasis, se expone la continuidad sostenida en la ejecución de la “Estrategia de Seguridad Humana para el Desarrollo Local Sostenible: Municipios de Bienestar Solidario” que pasó, de conocerse como modelo de seguridad humana para el desarrollo local sostenible, a convertirse en un real proceso en curso de implementación en 36 municipios ubicados en los dieciocho departamentos. La estrategia de “Municipios de Bienestar Solidario”, promovida por el CONADEH, ha venido produciendo así espacios democráticos, actitudes y comportamientos de cambio cultural en las propias comunidades y autoridades locales.

La cobertura de la Estrategia de “Municipios de Bienestar Solidario” representa inicialmente un 12 por ciento del total de municipios, cuya población es de 1,075,134 personas. En este año 2019, estamos consolidando la estrategia en las aldeas y caseríos de dichos términos municipales, para asegurar su inclusión y participación democrática, y contar también con experiencias comunitarias y seguras prácticas útiles que puedan guiar la implementación buscada en todos los otros municipios de la República.

Esos espacios y cambio de actitudes y comportamiento fueron evidenciados, por la propia ciudadanía, en ocasión de la consulta nacional que, en el 2018, realizó el Gobierno y llevó al Estado a caracterizar e incluir el empoderamiento y debido cumplimiento del proceso de “Municipios de Bienestar Solidario”, como una actividad principal del compromiso prioritario de Integridad en la Gestión Pública, en el actualmente vigente “IV Plan de Acción de Estado Abierto Honduras 2018 – 2020”.

– Aun cuando todo lo actuado, por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, sea el normal cumplimiento del deber en cuanto a la misión constitucional que le ha sido asignada: el Informe Anual recoge ejemplos de reconocimientos expresos que, por su labor productiva, ha recibido el CONADEH, de sociedad civil y autoridades municipales; del Instituto de Acceso a la Información Pública que reconoce, al CONADEH, nota de excelente en la publicación de la información de oficio en su portal de Transparencia Activa; y del Tribunal Superior de Cuentas que da fe de los niveles de eficacia y gestión efectiva del 100% en la ejecución de los Planes Operativos Anuales del CONADEH.

En el ámbito internacional hemos sido también reconocidos por nuestros aportes e iniciativas.

El informe contiene conclusiones y, para contribuir a superar los males públicos que continúan prevaleciendo y ensañándose sobre la mayoría de nuestra población, dejamos ahí consignadas nuestras recomendaciones, al Estado, sobre medios para fortalecer el proceso de democratización de nuestro Estado social de Derecho, asegurando más su gobernabilidad y su funcionamiento institucional orientado exclusivamente a la protección, respeto y promoción de la dignidad humana.

Esas recomendaciones, dirigidas al Estado en su conjunto, son las siguientes:

  1. Sobre Seguridad humana, desarrollo sostenible, planificación, presupuesto nacional y cumplimiento verificable de los deberes del Estado.

– Dar prioridad a la superación de las causas estructurales de la pobreza.

– Adoptar políticas y tomar medidas integrales encaminadas a garantizar la seguridad humana de los (as) habitantes de Honduras que haga posible el goce efectivo de todos los derechos humanos, con atención especial a los grupos vulnerables de la población que son los más victimizados por la situación histórica de pobreza, discriminación, violencia, desempleo y subempleo, y otros males públicos que aquejan a la Nación; y que propicie condiciones favorables al desarrollo sostenible de Honduras.

Incluir, como parte, políticas públicas pertinentes, participativas y oportunas de prevención temprana (y no solamente reactivas o de emergencia), con recursos presupuestarios asignados, para evitar o resistir los efectos de fenómenos y hechos recurrentes y generalizados que, agravados por el cambio climático, están anualmente afectando más las condiciones de vida de los habitantes, en todo el territorio nacional, tales como: incendios forestales, sequía, inundaciones, plagas forestales y agrícolas, talas ilegales, pérdida de biodiversidad, degradación de los suelos y de las fuentes de agua, contaminación ambiental, brotes epidémicos, carestía alimentaria y otros que, junto con la pobreza y las vulneraciones a los derechos anteriormente citados, están también directamente relacionados con causas de desplazamiento forzado y migración forzada.

– Atender positivamente las recomendaciones del CONADEH para eliminar progresivamente las causas del fenómeno de la migración forzada; y debatir la iniciativa, presentada el 27 de marzo del presente año 2019, y crear, con la prioridad correspondiente, la Ley para la Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Forzadas.

  • Promover y apoyar concreta y prontamente el bienestar de las comunidades municipales mediante la implementación transparente y verificable de un Plan Nacional de Apoyo Subsidiario a la seguridad humana y el Desarrollo Sostenible municipal que complemente la efectividad y eficacia de los planes municipales de desarrollo e incluya una estrategia pragmática y pronta de trabajo decente y productivo, capacitación laboral permanente e innovación empresarial responsable, en cada municipio.

– Asegurar el cumplimiento del compromiso internacional y la obligación nacional de lograr las metas y objetivos de la Agenda internacional 2030 para el Desarrollo Sostenible.

– Aprovechar y potenciar las acciones locales en curso en comunidades municipales de Honduras que implementan la “Estrategia de Seguridad Humana para el Desarrollo Local Sostenible: Municipios de Bienestar Solidario” que promueve, impulsa, orienta y supervisa el CONADEH.

Velar porque toda la institucionalidad pública coopere y cumpla con el compromiso político y social del Estado por el cual se obligó, con la ciudadanía, a coadyuvar, entre el 1 de septiembre del 2018 y el 31 de agosto del 2020, al debido cumplimiento del proceso en curso de la Estrategia de “Municipios de Bienestar Solidario”, tal como se detalla en el IV Plan de Acción de Estado Abierto Honduras 2018 – 2020.

– Orientar más los recursos del Presupuesto General de la República a la inversión social en todos los municipios de Honduras, en particular en salud y nutrición, educación, trabajo, vivienda y en todos aquellos sectores que contribuyan a mejorar la condición de vida de los habitantes (con atención especial a los grupos más necesitados, pobres o vulnerables de la población), y en la promoción y fomento del crecimiento económico inclusivo y equitativo.

– Velar por que se respete y facilite, cada vez más, la misión constitucional y la independencia de criterio, funcional, técnica y administrativa del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, en la protección, promoción y defensa de la dignidad humana y el fortalecimiento del Estado democrático y social de Derecho.

En esa dirección, cumplir con el deber de atender también la falta anual de asignación suficiente de recursos presupuestarios para posibilitar la mayor eficacia de las actividades del CONADEH en favor de los habitantes.

  1. Sobre la lucha contra la corrupción e impunidad.

– Fomentar una mayor unidad y una actividad constante y permanente entre el pueblo, los gobiernos municipales y el Gobierno Nacional, con la complementaria cooperación internacional, para prevenir y reducir significativamente, con vista a eliminar, la corrupción e impunidad que se manifiesta dentro del Estado.

– Corregir la falta de articulación y de complementación eficiente y eficaz entre los operadores de justicia, así como también fomentar la confianza en la institucionalidad del Estado, mediante procesos de certificación y depuración permanente; y fomentar la contribución de la sociedad con la denuncia social documentada de hechos delictivos que afectan significativamente también el respeto y goce efectivo de los derechos humanos en Honduras, en particular de las víctimas y sus familiares.

– Impulsar, de manera urgente, un sistema educativo de preparación científica y técnica en materia de investigación que conduzca a establecer una política criminológica de prevención y control eficiente del delito

  1. Sobre el acceso a la justicia y situación de privados de la libertad

– Promover la confianza de las personas y facilitar el acceso al sistema de justicia, en especial para los grupos en condición de vulnerabilidad. Asegurando: la mayor información y la mejor coordinación y aplicación de las Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de las Personas en Condición de Vulnerabilidad; la mayor disponibilidad de defensores públicos calificados, en todo el territorio nacional; y la mayor publicidad y orientación a las personas sobre cómo obtener los servicios jurídicos gratuitos proporcionados por instituciones públicas y privadas o sociales.

– Conciliar funcionalmente el cumplimiento de la sanción legal de las personas que han transgredido las leyes y la protección de la sociedad contra los delincuentes, con los demás derechos que siguen teniendo las personas privadas de libertad, como seres humanos, entre ellos, el de trato humano, rehabilitación y reinserción social.

Garantizar mejor el orden y control interno de las personas en los centros de detención y establecimientos penitenciarios, con personal profesional y recursos presupuestarios más adecuados.

Terminar con los hacinamientos, mediante medidas como: la reducción de la mora judicial, la terminación de la aplicación abusiva de la prisión preventiva que contradice el carácter excepcional de ésta, el derecho a la libertad y a la presunción de inocencia; y el otorgamiento de indultos conforme a la legislación respectiva.

– Brindar, a los privados de libertad, educación funcional y diferencial para la vida en sociedad y el empleo honesto y trabajo decente.

  1. Sobre condiciones de vida con dignidad

– Asegurar realmente la calidad, accesibilidad, asequibilidad y mayor eficiencia y eficacia de los servicios públicos con enfoque de protección y respeto de la dignidad humana de todas las personas, con atención especial a las más desfavorecidas; y como deberes y responsabilidades institucionales del Estado hacia su pueblo, en  salud, educación, agua y saneamiento, energía eléctrica, medio ambiente, alimentación, vivienda y otros que son componentes del mínimo básico para la vida digna de las personas y comunidades, en especial para quienes viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad.

– Revalorizar instituciones sociales como la familia y la escuela e integrar toda la educación nacional en un sistema coherente de calidad con enfoque de cultura democrática y derechos humanos, para contribuir ciertamente al mejoramiento de la vida de las personas y al desarrollo sostenible de Honduras.

– Aprobar el Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos y adoptar la política pública que incluya la cultura democrática y educación en derechos humanos a lo largo de toda la vida, en especial en el Currículo Nacional de la educación pre básica, básica y media de las escuelas y colegios del país, y lograr también la inclusión correspondiente en la enseñanza superior y en los programas de capacitación y formación para maestros y educadores, entre otros.

– Proteger y hacer efectivo el derecho al trabajo de toda persona que incluye la protección contra el desempleo, fomentando, entre otras medidas, la educación de calidad, la formación profesional, el emprendedurismo y la creación significativa de más oportunidades de empleo productivo y trabajo decente, por la empresa privada y sector social de las empresas, incluyendo las micro y pequeñas empresas,

– Cumplir con todas las recomendaciones que han sido formuladas por el CONADEH, y las presentadas, en el 2018, en el Segundo informe final Especial sobre “Aspectos básicos del servicio público y goce del derecho humano a la salud por los habitantes de Honduras”. Entre las cuales están las relativas a la estructuración, financiamiento y funcionamiento adecuados de la Atención Primaria de la Salud, como eje organizador del sistema público de salud y la gestión profesional correspondiente; la unificación o armonización de complementariedades funcionales para integrar un solo sistema nacional solidario de salud y seguridad social, acorde con la mayor efectividad progresiva del derecho humano a la salud de los habitantes; la planificación profesional del abastecimiento oportuno de medicamentos e insumos; la producción nacional de medicamentos esenciales o genéricos; el debate y adopción de la iniciativa de Ley de Medicina Natural, sus Terapias y Productos Naturales, y el fomento de la enseñanza superior que articule también la medicina alternativa con la medicina académica; la reducción del gasto en salud que afecta la economía familiar de los habitantes, en especial de los grupos en condición de vulnerabilidad; la inclusión y el acceso permanente a la información y orientación de los usuarios de salud, y la obligatoriedad de programas anuales de trabajo y ejecución eficaz y transparente, con rendición de cuentas a la sociedad y al Estado, en la gestión  de los establecimientos de salud.

En fin,  hago entrega formal del presente Informe Anual 2018, en el cual, hay más detallados datos sobre los problemas de los habitantes y el funcionamiento del Estado; el cumplimiento, en el ámbito nacional, del Plan de Acción “Vanguardia de la Dignidad Humana”; la atención especial a los grupos en condición de vulnerabilidad; la implementación, a nivel municipal, de la Estrategia de Seguridad Humana para el Desarrollo Local Sostenible: Municipios de Bienestar Solidario”; y las correspondientes conclusiones y recomendaciones.

De manera simultánea, para el conocimiento directo de nuestro pueblo, estamos publicando el Informe en nuestra página web.

 

 

 

 

http://www.conadeh.hn

Tweets Recientes

REDES SOCIALES

  • 570 posts
  • 32036 comments
  • 1,729 followers

INFORME ANUAL 2018

EL DESPLAZAMIENTO FORZADO INTERNO EN HONDURAS

Correo Institucional

«Vanguardia de la Dignidad Humana» PLAN DE ACCIÓN 2014-2020