Menu

Defensor del Pueblo aboga por voto consciente y responsable con democratización y bien común

Voto consciente y responsable con democratización y bien común

  •  Roberto Herrera Cáceres

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

 El voto de cada conciudadana o conciudadano es muy importante, porque contribuye al proceso de democratización de Honduras y al bienestar de todos.

El voto es la manifestación de la voluntad soberana individual de ser parte de la voluntad soberana colectiva para la constitución del Gobierno que, según la libre determinación de nuestro pueblo, debe ser democrático; y para lo cual se requiere también que el Gobierno sea pluralista, participativo y asegure el respeto de los derechos  humanos de las minorías.

Por esa razón, las personas a seleccionar para integrar el Gobierno deben estar comprometidas éticamente, tener el conocimiento y la capacidad real de conducir el proceso de protección y respeto de la dignidad humana de todas y todos los habitantes, sin discriminación o distinción alguna. Esas condiciones permiten la confianza de su liderazgo cívicamente útil para crear condiciones que posibiliten superar la situación de pobreza que agobia a la mayoría de nuestra población, por medio del fortalecimiento de la unidad del pueblo mediante políticas de equidad y hechos de justicia social; el fomento del desarrollo sostenible de nuestras comunidades y el impulso de la libertad, paz y seguridad, interna e internacional.

De ahí que votar en las elecciones generales del próximo 26 de noviembre represente el ejercicio de un derecho humano fundamental, el cumplimiento de un deber cívico y la manifestación principal del cumplimiento de una función pública democrática, por parte del ciudadano o de la ciudadana.

Por ello, el ejercicio de nuestro derecho al sufragio debemos hacerlo, en paz y armonía social,  respetando igual derecho de los demás y con la conciencia de hacerlo cuidadosa y responsablemente, buscando proteger y promover la dignidad y bienestar de todas y todos los habitantes, de las familias y comunidades de Honduras.

Por lo anterior, el resultado de la votación, producto de elecciones transparentes, libres y justas, debe ser cívicamente aceptado por toda la población. Esa actitud de cultura democrática debe continuarse con la participación política activa de toda la ciudadanía, sin distingo alguno, velando, en pacífica convivencia, porque el nuevo gobierno electo funcione democráticamente  y propicie el bienestar y el progreso social de toda la gente, mediante la veeduría social y el ejercicio efectivo de los derechos humanos, en particular de: petición, opinión, libre expresión del pensamiento, reunión, asociación, y manifestación.

Es evidente que el voto consciente y responsable, por cada ciudadana o ciudadano, es sumamente importante  en la construcción de más democracia, desarrollo, paz y libertad, en Honduras.

 

 

http://www.conadeh.hn

BOLETÍN ESTADÍSTICO SOBRE EL DESPLAZAMIENTO FORZADO INTERNO

COMISIONADO NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS Y CONFLICTO UNAH

INFORME ANUAL 2016

Pronunciamiento FIO nº 01-2017

Interés de cumplimiento LTAIP- 2do semestre 2015

Correo Institucional

“Vanguardia de la Dignidad Humana” PLAN DE ACCIÓN 2014-2020

Tweets Recientes

REDES SOCIALES

  • 293 posts
  • 0 comments
  • 1,729 followers

Visita Página Oficial de la Junta Nominadora 2015 y su Portal de Transparencia