Menu

Conflicto en la UNAH: Defensor del Pueblo recomienda retomar el diálogo y reactivar de urgencia Mesa Mediadora

 

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, expresó hoy su preocupación por la agudización del conflicto en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y recomendó retomar el diálogo y la reactivación de urgencia de la Mesa Mediadora para  evitar la pérdida de otro período académico.

El Defensor del Pueblo exhortó tanta a los estudiantes como a las autoridades universitarias abstenerse de  emitir mensajes que inciten al odio o a la violencia y pongan en riesgo la integridad física, la vida y la dignidad de alguna de las partes.

Además, hizo un llamado a la institucionalidad del Estado, la sociedad y los  medios de comunicación a contribuir, desde su ámbito de acción, a salvaguardar la educación superior de calidad como un estratégico bien social que favorece el desarrollo sostenible nacional y a evitar su negativa afectación por factores externos que obstaculicen o desnaturalicen su finalidad.

COMUNICADO

Ante la agudización del conflicto de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH): el Defensor del Pueblo llama nuevamente al diálogo y  contribuir a la realización efectiva del derecho humano a la educación superior, garantizando también ese bien común del pueblo.

El Estado debe proteger y facilitar la efectividad de la enseñanza superior del derecho humano a la educación superior de calidad cuya finalidad es el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de la dignidad, y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, el pluralismo ideológico, la justicia y la paz.

La enseñanza superior, conforme a ese derecho, debe organizarse y funcionar conforme a esa finalidad y tener presente el interés superior de todas y todos los estudiantes y la condición de la educación como bien social que debe contribuir al desarrollo sostenible y al mejoramiento del conjunto de la sociedad hondureña y sus relaciones internacionales.

Como garantía constitucional de protección y respeto los derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos en la Constitución de la República y los Tratados internacionales, el CONADEH debe cumplir su responsabilidad constitucional de proteger y promover el derecho humano a la educación superior de calidad, de supervisar su realización efectiva y de garantizar el disfrute de ese bien común para toda la sociedad.

Por lo que precede, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos ha mediado, en julio del 2016, para el encuentro de la solución a la problemática universitaria, eliminando todos los aspectos que pudiesen incidir sobre su renovación y no sólo para resolver coyuntural y casuísticamente lo acontecido en el 2016, sino para el logro de una solución perdurable de toda la problemática universitaria con respeto a la finalidad y características del derecho humano a la educación superior de las personas, incluyendo la libertad académica, la participación de los estudiantes y la autonomía universitaria.

En ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, el CONADEH ha persistentemente recomendado y llama nuevamente, a los actores universitarios, a encontrar solución duradera de la problemática universitaria, mediante la aplicación efectiva del Acuerdo entre autoridades Universitarias y el MEU de 20 de julio de 2016 que señala también, entre los principales compromisos aún incumplidos por ambas partes, el siguiente:

“nos comprometemos a abstenernos de medidas o actitudes que sean desfavorables u obstaculicen el diálogo de buena fe que vitalice la pronta solución de la problemática en beneficio de toda la comunidad universitaria y del impulso de la educación superior de calidad. Ese compromiso incluye el de realizar un diálogo universitario ejemplar que (además de lo relativo a las normas académicas, sanciones o represalias, así como la representación estudiantil y otras que las partes consideremos pertinentes) incluya el diseño y puesta en funcionamiento de un proceso participativo de diálogo permanente con un mecanismo funcional para la solución de conflictos en la UNAH, para evitar, en el porvenir, la repetición de situaciones como las actuales y así avanzar en correspondencia con el fortalecimiento de la autonomía universitaria”.

Ante la necesidad y  co-responsabilidad de todos los actores universitarios, Estado y sociedad, de contribuir a la realización efectiva del derecho humano a la educación superior de todas y todos los estudiantes, sin discriminación alguna, y a garantizar ese bien común a la sociedad hondureña, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, recomienda

  1. A las partes en conflicto y otros actores universitarios:
  2. Contribuir con la efectividad del derecho humano a la educación superior de calidad, conforme a su finalidad y tener presente, en el progreso educativo, el interés superior de todas y todos los estudiantes y que la enseñanza superior es un derecho individual y patrimonio social. En atención a ese deber humano, individual y colectivo: resolver el actual y los eventuales conflictos en la Universidad, por medio del diálogo democrático, participativo, inclusivo,  productivo y  ejemplar, sin condiciones previas y en un ambiente de respeto, tolerancia mutua y libre de violencia.
  3. En esa dirección, buscar solución pronta al conflicto en la UNAH, reactivando, con carácter de urgencia, la Mesa Mediadora instalada luego del acuerdo firmado entre el MEU y autoridades universitarias, el 20 de julio de 2016, y así evitar la pérdida de períodos académicos; evaluar la situación de los compromisos del Acuerdo de 2016 para su expedito cumplimiento; y acatar debidamente el compromiso ya contraído, por todas las partes en ese mismo Acuerdo, de realizar la institucionalización de un proceso participativo de diálogo permanente, con la participación inclusiva de todos los actores universitarios, con un mecanismo funcional para la  prevención y solución de conflictos en la UNAH, para evitar, en el porvenir, la repetición de situaciones como las actuales, y así avanzar en correspondencia con el fortalecimiento de la autonomía universitaria que debe resguardar la libertad académica y el progreso de la educación superior de calidad.
  4. Abstenerse de emitir mensajes que inciten al odio o a la violencia y pongan en riesgo la integridad física, la vida y la dignidad de alguna de las partes.
  5. Al Comisionado Universitario de Derechos Humanos

Impulsar el mayor conocimiento y la concienciación, en todos los actores universitarios, del derecho humano a la educación superior de calidad, así como del significado, alcance y relación entre la libertad académica y el derecho de libre expresión, manifestación, reunión o protesta social pacífica.

III.  Al Estado, la sociedad y medios de comunicación

Contribuir, desde su ámbito de acción, a salvaguardar la educación superior de calidad como un estratégico bien social que favorece el desarrollo sostenible nacional y a evitar su negativa afectación por factores externos que obstaculicen o desnaturalicen su finalidad.

 

Tegucigalpa, M.D.C., 28 de junio de 2017

 

 

Dr. H. Roberto Herrera Cáceres

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos

http://www.conadeh.hn

BOLETÍN ESTADÍSTICO SOBRE EL DESPLAZAMIENTO FORZADO INTERNO

COMISIONADO NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS Y CONFLICTO UNAH

INFORME ANUAL 2016

Pronunciamiento FIO nº 01-2017

Interés de cumplimiento LTAIP- 2do semestre 2015

Correo Institucional

“Vanguardia de la Dignidad Humana” PLAN DE ACCIÓN 2014-2020

Tweets Recientes

REDES SOCIALES

  • 277 posts
  • 0 comments
  • 1,729 followers

Visita Página Oficial de la Junta Nominadora 2015 y su Portal de Transparencia